GOLPES EN LA CABEZA EN NIÑOS: Causas, Sintomas y que hacer

Los golpes en la cabeza en niños (también denominados traumatismos craneoencefálicos) son leves  y no producen lesión cerebral ni requieren atención médica, sin embargo en algunas ocasiones estos golpes podrían presentar complicaciones. A continuación se describen los síntomas y las pautas a seguir.

Vídeo:

Golpes en la cabeza en niños: Causas

Las más frecuentes son las caídas seguidas de los accidentes de circulación (bicicleta, monopatín…).También pueden ser producidos por golpes directos con objetos sobre la cabeza, peleas, accidentes deportivos…

Golpes en la cabeza en niños: Síntomas

Tras darse un golpe en la cabeza suele aparecer un moratón (chichón) o hematoma por sangrado del tejido de debajo de la piel producido por el golpe, herida y dolor local. Cuando no se produce ningún otro síntoma se trata de un traumatismo leve que no requiere atención médica, simplemente observación en casa.

Si detectamos alguno de los siguientes síntomas estamos ante un traumatismo de mayor importancia que requerirá atención médica:

  • Pérdida de conocimiento
  • Sueño excesivo en horas que no son de dormir
  • Decaimiento
  • Convulsiones o movimientos anómalos
  • Dolor de cabeza progresivo
  • Vómitos frecuentes
  • Sangre o líquido claro que salga por la nariz u oídos
  • Hematoma bajo ambos ojos o tras las orejas
  • Mareo
  • Amnesia (no se acuerda del golpe o lo que sucede después)
  • Zona hundida en la cabeza y
  • En general cualquier cosa que no sea normal en tu hijo

Por tanto, ante un golpe en la cabeza debemos vigilar al niño durante 24-48 horas (por la noche despertarle cada dos horas y ver que responde normalmente) por si apareciese alguno de los síntomas anteriormente descritos.

Golpes en la cabeza en niños: Qué hacer 

  • Colocar un paño con agua fría o hielo en una bolsa sobre la zona del golpe durante 30 minutos. Esto alivia el dolor  y disminuye mucho la hinchazón.
  • Si hay dolor dar un analgésico como el paracetamol o el ibuprofeno.
  • Cuando la herida es leve curar con un antiséptico y si no acudir al médico para valorar dar puntos.
  • Si se sospecha lesión importante mejor no mover al niño sobre todo no mover el cuello por si ha habido lesión en la columna cervical.

 

¡VIGILEMOS SOBRE TODO A LOS MÁS PEQUES!

Anabel Cristina de la Torre – Pediatra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: