QUEMADURA SOL NIÑOS: Consejos y cuidados

QUEMADURA SOL NIÑOS: Os dejo este tema (el primero del blog) para recordaros, antes de que os vayáis de vacaciones, lo importante que es protegerse del sol.

QUEMADURA SOL NIÑOSCon la llegada del verano y las vacaciones escolares los niños pasan gran parte del día al aire libre y por tanto están más expuestos  a  riesgos propios de esta época como son los producidos por la exposición al sol y las picaduras. Nos vamos a centrar en los cuidados que hay que tener con el sol y qué hacer en caso de quemaduras solares.

El sol tiene efectos positivos  pero los daños que produce una exposición inadecuada no se limitan a los efectos momentáneos de la quemadura sol, sino que pueden llegar incluso a producir a largo plazo cáncer de piel. Por tanto es importantísimo que seamos muy cuidadosos, muy especialmente con los niños menores de 6 meses.

QUEMADURA SOL NIÑOS: CONSEJOS PARA EXPOSICION SOLAR

  • Evitar la exposición excesiva al sol especialmente en las horas centrales del día, cuanto más alto esté el sol en el cielo mayor es la intensidad de la radiación uv (la mayor radiación tiene lugar entre las 12  y las 16 horas).
  • La exposición solar intensa durante las dos primeras décadas de vida se ha relacionado con el envejecimiento cutáneo y con el cáncer de piel.
  • Cremas protectoras solares resistentes al agua, cuanto más alto sea el factor de protección mejor (nunca menor de 15-20).
  • No estéis más de 2 horas sin repetir la crema.
  • En menores de 6 meses no se recomienda la aplicación de fotoprotectores, mejor evitar la exposición directa al sol.
  • No olvidéis además de la crema los gorros y ofrecer líquidos con frecuencia. A tu bebé, aunque no sea la hora de su comida si hace mucho calor ofrecéle agua.

QUEMADURA SOL NIÑOS

¿Cómo las detectamos?

Los síntomas comenzarán a las 2-4 horas de tomar el sol: piel roja y caliente, dolor, hinchazón. Seguirán empeorando durante las primeras 24 horas.

¿Qué hacer? 

Mantener la piel fresca, dar analgésicos y mucho líquido para evitar la deshidratación.

¿Cuándo ir al pediatra?

  • Si aparecen ampollas (no las revientes).
  • Si le duele la cabeza, vomita y tiene fiebre tras estar expuesto al sol ya que puede tratarse de una insolación.
  • Si ves al niño decaído.

Anabel Cristina de la Torre – Pediatra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: