Alimentación complementaria: Alimentación de los 4-6 hasta los 12 meses.

¿Qué es la alimentación complementaria?

Según la ESPGHAN (Sociedad Europea de Gastroenterología, hepatología y Nutrición Pediátrica) es cualquier alimento que no sea leche.
Como se decía en el tema anterior, a partir de los 6 meses es obligatorio comenzar a introducir la alimentación complementaria y nunca antes de los 4 meses por la inmadurez de los sistemas digestivos, renal e inmune. A partir de los 6 meses el lactante no puede ingerir el volumen suficiente de leche para cubrir las necesidades energéticas, de vitaminas, oligoelementos y minerales.
A continuación algunas cosas importantes que debemos conocer sobre la alimentación complementaria:
  • Se debe introducir de forma paulatina y escalonada, en pequeñas cantidades y en intervalos de 7-10 días para observar la posible aparición de intolerancia o alergia alimentaria.
  • No hay evidencia científica de que retrasar la introducción de alimentos potencialmente alergénicos como huevo o pescado reduzca las alergias.
  • A partir de los 9 meses la textura de los alimentos debe ser más gruesa, aplastando la verdura con el tenedor en lugar de triturarla. Ofrecer al niño pequeñas cantidades de alimentos troceados, blandos y de fácil ingestión (manzana, pera, galleta, pescado…) para favorecer el aprendizaje de la masticación.
  • No añadir sal a ningún alimento en el primer año de vida.
  • No añadir azúcar pues favorece las caries, la obesidad y la preferencia en el futuro por sabores dulces.
  • Aunque no es habitual que el lactante quiera mucho agua, acuérdate de ofrecerle y sobre todo en determinadas circunstancias (calor ambiental, fiebre…).
  • No os extrañe que los primeros días la mayor parte de la papilla termine en el suelo, babero o pijama. Es normal!.
  • Al principio prueba con cucharas pequeñas (las de café) y que sean de material de plástico o blando pero no de acero.
  • Si a tu hijo le gusta más la cuchara que el biberón no fuerces a que tome éste. Hay niños que con 7-10 meses ya toman todo con cuchara.
  • Para considerar que a tu hijo no le gusta un alimento debe haberlo probado antes al menos en 10 ocasiones. No le fuerces pero sí recuerda que se lo debes ofrecer más veces.

Repasemos a continuación los alimentos que componen la alimentación a partir de los 6 meses:

Leche

  • A partir de los 6 meses debemos cambiar a leche tipo 2 o de continuación.
  • Durante el segundo semestre de vida el aporte de leche debe ser como mínimo de 500 ml/día.

Alimentación complementaria: Cereales sin gluten

  • Son arroz, maíz, soja, tapioca, mijo.
  • ¿Cuándo comenzar con los cereales? antes de los 6 meses no es obligatorio. Lo que ocurre es que muchos niños no aguantan hasta los 6 meses sólo con la leche. ¿Cuándo tengo que empezar con los cereales? el niño parece que tiene hambre, le das la leche, la prueba y cuando descubre que es leche se retira, ya está harto del sabor de la leche, es el momento de introducir los cereales. Si introduciendo los cereales todo vuelve a la normalidad no tienes que añadir nada más hasta los 6 meses. Si no es así, puedes comenzar a introducir fruta y verdura.
  • Se prepara el biberón de leche como siempre y se añaden los cacitos de cereales, comenzando con 1-3 cacitos y se van aumentando progresivamente para aumentar la consistencia hasta papilla.
  • Dar los cereales en la toma del desayuno y/o de la cena.
  • No añadir los cereales cuando el agua esté todavía hirviendo, ya que además de mezclarse peor, se pueden perder algunas propiedades nutritivas.
  • Los cereales aportan más valor energético que la leche sola, por lo que el niño se llena más y se pueden espaciar las tomas (cada 4-5 horas).
  • Papilla fluida. En biberón con agujero más ancho que el que se necesita para la leche sola.
  • Papilla espesa: se prepara el biberón de manera normal, se vierte en un plato y se añaden todas las medidas necesarias de los cereales hasta que la consistencia sea de “papilla” y se da con cuchara. Esta cantidad puede varias según la marca de cereales.

Alimentación complementaria: Frutas

  • Sustituye la toma de la merienda.
  • La fruta debe ser madura, se triturará después de limpiarla y pelarla y sin pepitas. Evitar que haya grumos.
  • Papilla batida hecha con plátano, manzana, pera, mandarina y añadimos el zumo de naranja.
  • Podemos utilizar de 1/2 a 1 pieza de cada tipo.
  • Para la preparación de las papillas de frutas no es necesario añadir leche, pero en algunos casos y para favorecer su aceptación por el niño, por ejemplo 60 ml de agua y 2 cacitos de leche se pueden añadir, e incluso si no lo acepta se podría añadir además 1-2 cacitos de cereales sin gluten batidos con los trozos de frutas.
  • Se puede calentar al “baño María”.
  • Evitar dar la papilla de frutas en biberón, para evitar el riesgo de caries. Si el niño está estreñido favorecer el consumo de naranja y pera y evitar más el uso de manzana y plátano.
  • Debe darse recién preparada para evitar que se oxiden las vitaminas.
  • NO añadir miel, azúcar ni leche condensada.

Alimentación complementaria: Verduras y carnes

  • El puré de verduras sustituye la toma de la leche a la hora de la comida.
  • Empezaremos con verduras como la patata, zanahoria, judías verdes, puerro, calabaza, calabacín, tomate pelado. NO debemos dar apio, col, coliflor, nabo, espinacas, repollo y remolacha (se introducirán a partir de los 12 meses).
  • Junto al caldo o puré de verdura se puede añadir carne comenzando con pollo y ternera en cantidades progresivas hasta alcanzar 40-50 gr/día. Del pollo el muslo o la pechuga sin la piel, la cual sí que podemos usar para cocer el caldo de verduras (luego la retiraremos). Después podremos introducir pavo, vaca, cordero.
  • Es aconsejable añadir al puré una cucharadita de postre (5 ml) de aceite crudo de oliva.
  • NO añadir sal.
  • Evitar vísceras por su alto contenido en grasa.

Alimentación complementaria: Cereales con gluten

  • Son trigo, cebada, centeno, avena.
  • Nunca introducirlos antes de los 4 meses ni después de los 7.
  • No utilizar los que llevan cacao ni miel.

Alimentación complementaria: Yogur

  • A partir de los 7 meses podemos dar yogur natural. No añadáis azúcar ni los compréis azucarados. Aunque a nosotros no nos guste, a ellos por lo general sí.
  • Se puede ofrecer como postre tras el puré de la comida o en la merienda además de la fruta.
  • 1 yogur = 125 ml de leche.

Alimentación complementaria: Pescado blanco

  • A partir de los 9 meses.
  • Merluza, gallo, lenguado.
  • Se comienza con 15-20 gr/día y vamos aumentando progresivamente hasta los 60-70 gr/día.
  • Se añade al puré de verdura sustituyendo a la carne o se da cocido fuera del puré, 2-3 veces por semana.

Alimentación complementaria: Huevo

  • Por su gran poder alergénico no introducirlo antes de los 10 meses.
  • Comenzar con la yema cocida que se añade al puré de verduras. Aumentar progresivamente de 1/4 en 1/4 de yema hasta dar 2 veces por semana.
  • La clara cocida a partir de los 11 meses y al igual que la yema vamos aumentando cada día progresivamente.

Esquema de alimentación (6-8 meses)

Desayuno: Biberón o papilla de cereales
Comida: Papilla de carne con verduras
Merienda: Papilla de frutas
Cena: Biberón o papilla de cereales

 

Algunos toman otro biberón antes de la mañana siguiente
Aporte mínimo de leche 500 ml/día
Tener en cuenta que no hay dos niños iguales, por lo tanto, ni a todos les gusta todo de la misma forma, ni todos comen lo mismo, ni a todos les gusta a la misma edad la misma consistencia de los alimentos. “Mi hijo no tiene que comer lo mismo que el hijo de mi vecino”.

  Anabel Cristina de la Torre – Pediatra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: