Vulvovaginitis

La vulvovaginitis es el problema ginecológico más frecuente en la infancia.

Su máxima incidencia se da entre los 5-6 años y los 9.

Vulvovaginitis: Qué es

Es una inflamación de la vulva y/o vagina debido a:

  • Traumatismos
  • Agresiones físicas (limpiarse con fuerza)
  • Agresiones químicas (por uso de algún producto inadecuado)
  • Microorganismos

Existen una serie de factores que pueden predisponer a padecer este cuadro:

  • Obesidad
  • Diabetes mellitus
  • Presencia de cuerpo extraño
  • Mala higiene de la zona (ya sea por escasa o por exceso pero inadecuada)
  • Ropas ajustadas
  • Uso de antibióticos, anticonceptivos o corticoides
  • Algunos deportes (montar a caballo, ciclismo, natación)
  • Actividad sexual
  • Humedad persistente en la zona
  • Lombrices en el ano

La vulva y la vagina tienen una función que es de defensa. Ambas están colonizadas por bacterias “buenas” cuyo equilibrio crea una barrera contra las infecciones. La pérdida de este equilibrio favorece las infecciones y las inflamaciones de la zona. Este equilibrio se pierde por los distintos factores que acabamos de ver.

Vulvovaginitis: ¿Cuáles son los síntomas?

Ardor, quemazón, picor, dolor al hacer pis, al andar.
La zona suele estar roja y a veces existe flujo vaginal. No siempre que existe flujo vaginal existe una vulvovaginitis.

 

vulvovaginitis

Hay situaciones en las que el flujo es normal:

  • Período neonatal: puede aparecer flujo blanco grisáceo por descamación de la mucosa vaginal.
  • Niñas prepúberes: por cambio hormonales.
  • Pubertad.

Vulvovaginitis: ¿Cómo se diagnostica?

Por lo general no es necesario pedir ninguna prueba, simplemente con los síntomas y la exploración es suficiente para el diagnóstico.

Vulvovaginitis: Tratamiento general

La mayoría de las vulvovaginitis en la infancia se resuelven con medidas higiénicas cuidadosas. Consejos para evitarlas:

  1. Limpiar adecuadamente.
  2. Seca bien sin frotar enérgicamente, para no dejar la zona húmeda.
  3. No llevar ropa ajustada y que la ropa interior sea de algodón, ya que si no se impide la transpiración y aumenta la humedad y las rozaduras.
  4. Baños de asiento con agua tibia y a veces con antiséptico.
  5. Crema protectora.
  6. Hidratarse correctamente para evitar la sequedad de piel y mucosas.

¿Cómo limpiar esta zona?

  • Siempre lavar con las manos limpias.
  • Se recomienda no usar esponjas y si se usan que sean muy suaves.
  • Limpiar siempre de delante hacia atrás (de vulva hacia ano) y no al revés porque se pueden arrastrar gérmenes del ano a la zona genital.
  • No usar jabones agresivos porque producen irritación. Existen jabones específicos para la higiene íntima.

Vulvovaginitis: Tratamiento específico

Si tu pediatra, por el tipo de flujo o por la exploración, sospecha algún germen específico que haya que tratar pondrá el medicamento adecuado.

 Anabel Cristina de la Torre – Pediatra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: